El Olivar de Don Pedro

El Olvidar de D. Pedro es una majestuosa finca ubicada en plena naturaleza en las faldas de la Sierra de Mariola. Este caserón se mantiene en pie desde el año 1900, alzado en una estratégica posición con privilegiadas vistas a la mágica ciudad alicantina de Alcoy y separando en tan solo unos cuantos metros la España rural de antaño de la industrial.

Esta vieja morada de unos 640 metros cuadrados es, sin lugar a dudas, un claro reflejo de nuestra historia y nuestro patrimonio. Un legado inherente en el tiempo que aguarda cientos de recuerdos entre las paredes de su centenaria edificación, ahora cerrada a todo individuo. El Olivar de D. Pedro fue una finca destinada a las labores agrícolas y de campo siendo muy posible que distinguiera, como era frecuente en el pasado, la residencia de los trabajadores —en la planta baja— de la del señorío valenciano —en la planta alta—.

En esta ocasión, la investigación discurrió durante la madrugada del domingo 14 de abril del 2019. Como es habitual en Periodismo del Más Allá, me acompañó mi hermano —y filmmaker— Jordi Olcina (autor de www.jordiolcina.com). A pesar de que todo acceso al interior de la vivienda ha sido bloqueado con tapias y candados, decidimos aprovechar la visita para realizar una investigación tanteando los sombríos exteriores de la morada y lanzando varias preguntar al aire en busca de respuestas provenientes de una Más Allá no tan lejano que fueran registradas en nuestra grabadora. Así mismo, empleamos el instrumento de comunicación interdimensional, Spirit Box, esperando con ansias una contestación de cualquier ente perteneciente a otro plano. Sin embargo, no obtuvimos ninguna respuesta —al menos de forma directa— aunque hubo algo que nos sobresaltó. Nada más encender las cámaras para registrar la sesión psicofónica la batería del equipo de iluminación se apagó, pasando del 100% a la descarga completa en tan solo un par de minutos.

Se dice en parapsicología que los entes del Más Allá suelen alterar el funcionamiento de los aparatos electrónicos, llegando incluso a consumir la energía de estos en su totalidad. Tal vez aquello fuera una respuesta clara y contundente a nuestras plegarias.

2 comentarios sobre “El Olivar de Don Pedro

  1. He vivido, de pequeño, algunas temporadas en el Olivar de don Pedro y no he visto ningún fantasma, vivían mis tíos, que se hacían cargo del mantenimiento de la finca, recuerdos maravillosos en el tiempo, que ya no volverán.

    Me gusta

    1. Hola Francesc, ¡gracias por comentar la publicación! Qué bien poder conocer a alguien que vivió en la finca. ¿Me podrías facilitar más información? Me gustaría mucho saber cómo fue aquello en el pasado. Te dejo mi email por si quieres escribirme: periodismomasalla@gmail.com. Si te parece escríbeme y me pongo en contacto contigo. Muchas gracias, ¡un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .